LA GRAN RUTA DE CINE POR ANDALUCÍA
Halle Berry

· El rodaje de ‘007 Muere otro día’ se vio alterado por la lluvia y el mal tiempo. La propia actriz Halle Berry relató posteriormente que el agua estaba helada cuando rodó la famosa escena saliendo en bikini de la playa. Para más inri, hacía mucho viento y tuvo que rodarla varias veces, por lo que sufrió hipotermia y una pequeña infección.

· Halle Berry estuvo a punto de perder un ojo durante el rodaje en Cádiz y también estuvo a punto de atragantarse con un higo en la secuencia de seducción con Pierce Brosnan, ya que el actor no paraba de bromear y, al reírse, casi se ahoga.

· El único espía con licencia para matar se rindió ante las tortillitas de camarones del restaurante ‘El Faro de Cádiz’. El primer día de rodaje de ‘007. Muere otro día’, el actor Pierce Brosnan acudió por sorpresa a comer al restaurante, junto a Halle Berry, quien afirmó haber quedado “encantada”. El actor, que mantuvo la reserva en la misma mesa mientras duró el rodaje, se convirtió en un verdadero aficionado a las tortillitas de camarones, hasta el punto de que hizo que su madre aprendiera a hacerlas.