LA GRAN RUTA DE CINE POR ANDALUCÍA
Peter O’Toole

· Casi tan famoso como el rodaje se hicieron las juergas nocturnas que, casi a diario, protagonizaban los actores principales, Peter O’Toole y Omar Sharif. Algunas de estas fiestas llegaron a durar cuatro días o se acababan cuando O’Toole perdía el conocimiento.

· Como los cientos de extras contratados no estaban lo suficientemente motivados para la escena rodada en la Plaza de España en la que tenían que aclamar a Lawrence de Arabia, el director, David Lean, sugirió que se les dijera que tenían que aclamarlo como si fuera Charles Dickens. Pero como nadie lo conocía, el coordinador de los figurantes los motivó diciéndoles que lo vitorearan como si fuera el torero Antonio Ordóñez, y entonces sí funcionó.

· Durante el rodaje en la Casa Pilatos, un cable se enredó en torno a una de las antiguas estatuas romanas que poblaban el edificio de 1516 y la estatua perdió la cabeza. La duquesa de Medinaceli, propietaria de la casa, restó gravedad al percance y aseguró que “sólo era romana”.