Marbella Club Hotel

Marbella, Málaga

© Imagen: Web de Hotel


El origen de la la Milla de Oro de Marbella se encuentra en este emblemático hotel de 5 estrellas, que fue la máxima expresión del lujo vacacional liderado por el príncipe Alfonso de Hohnelohe. Tras comprar la Finca Santa Margarita en los años 40 para convertirla en su residencia particular, el aristócrata acabó transformando la propiedad en la década siguiente en un pequeño hotel para acoger a las numerosas amistades que acudían de Europa y Estados Unidos a sus eventos. Su exclusividad llegó a tal punto que en el verano de 1967, el Marbella Club tuvo que rechazar a 4.000 huéspedes y conseguir una reserva suponía todo un reconocimiento social. Sólo hace falta echarle un vistazo a su registro de huéspedes: Grace Kelly y Rainiero de Mónaco, el barón y la baronesa Thyssen, el Duque de Windsor, Ira de Furstenberg, Audrey Hepburn, Brigitte Bardot, Deborah Kerr, Sean Connery, Tony Curtis, Liza Minelli, Gina Lollobrigida, Lola Flores o el pianista Arthur Rubinstein, entre otros.  A finales de los 70 creó uno de los primeros ‘kid’s club’ para los niños de los huéspedes y en los 80 recurrió al arquitecto Melvin Villarroel para su ampliación cinco estrellas.


Estamos cargando la localización, por favor espera un momento…

Aquí se rodó

Una vez no basta

(Guy Green, 1975)

Las fiestas del príncipe Alfonso de Hohenlohe en el Marbella Club llenaban páginas y páginas de las revistas de papel couché en todo el mundo. Pero el avispado aristócrata no descansó hasta que también atrajo al cine de Hollywood al fichar al mismísimo hoyuelo de Hollywood, Kirk Douglas, para que promocionará a pecho descubierto y pantalones de campana su establecimiento en una película hoy un tanto olvidada, ‘Una vez no basta’. El actor se dejó además ver por el otro gran icono de Marbella, Puerto Banús, donde paseaba con unos perros para la película. Recomendable dejarse caer también por este singular y único muelle deportivo. Con o sin perro.

Otra película internacional rodada en este hotel de luxe fue la sicodélica y rockera ‘El ídolo’, aunque en la trama simulaba ser un resort de Las Bermudas. La cinta la protagonizaba un cantante en alza en los setenta, David Essex, que, como la película, no tardó en convertirse en un artista de culto. Coincidiendo con el estreno del filme, lanzó su álbum con canciones que incluía el tema  ‘Voy a convertirme en una estrella’, primer número uno logrado por Essex.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?