LA GRAN RUTA DE CINE POR ANDALUCÍA
Alatriste

En la España Imperial del siglo XVII, Diego Alatriste, valeroso soldado al servicio de su majestad, combate en una guerra en las frías tierras de Flandes. En una emboscada de los holandeses, Balboa, amigo y compañero de armas, cae herido de muerte. Alatriste escucha de los labios de su amigo una última petición y promete cumplirla: cuidará de su hijo Iñigo y le alejará del oficio de soldado.

A su regreso a Madrid, Alatriste se encuentra con un Imperio moribundo. La corte de Felipe IV, dominada por las intrigas y la corrupción, es manejada a su antojo por el Conde Duque de Olivares, con el apoyo de la Santa Inquisición.

El propio Alatriste, que malvive vendiendo su espada, se verá implicado en una de estas intrigas cuando es contratado junto a otro mercenario, Gualterio Malatesta, para dar muerte a dos misteriosos personajes que viajan de incógnito a Madrid. El destino de Alatriste quedará marcado cuando, intuyendo algo turbio en el siniestro encargo, decide perdonar la vida a los dos extranjeros y enfrentarse a Malatesta, que pretendía terminar el trabajo. Esa noche se ganará un enemigo para toda la vida.

Dirección: Agustín Díaz Yanes.
Intérpretes: Viggo Mortensen, Pedro Almagro, Elena Anaya, Antonio Dechent, Eduard Fernández, Juan Echanove, Jesús Castejón, Eduardo Noriega, Ariadna Gil, Javier Cámara, Blanca Portillo.
Producción: Estudios Picasso, Origen Producciones Cinematograficas S.A., NBC Universal Global Networks.


Ruta para unas vacaciones

Palabras del director...

 

“Esta película es como un salto al vacío, mi gran aventura personal y cinematográfica”.

Agustín Díaz Yanes

 

Destinos de Cine
Playa de La Caleta
Cádiz

Popularmente conocida como ‘la Tacita de plata’, Cádiz está considerada la ciudad más antigua de Occidente. Fue fundada en el año 1.100 a.C. por los fenicios y, tras...

Baeza
Jaén

Ciudad de origen antiguo e ilustre, se encuentra situada en el centro geográfico de la provincia de Jaén, cerca del Guadalquivir, en un paisaje de tierras fértiles de huertas,...

Monasterio de San Isidoro del Campo
Sevilla

El Monasterio de San Isidoro del Campo fue fundado en el año 1301 por Alonso Pérez de Guzmán y María Alonso Coronel en un lugar cercano a las ruinas de Itálica donde, según...

Real Casa de la Moneda
Sevilla

La Real Casa de la Moneda de Sevilla era el centro neurálgico donde se fundía el oro y la plata en los tiempos que las Indias eran parte de la Monarquía Católica. Situada en...

Tarifa
Cádiz

Bien conocida por sus espectaculares playas, su característico viento la convierte en uno de los enclaves preferidos para quienes practican surf, windsurf y todo tipo de deportes...

Úbeda
Jaén

Úbeda, ciudad Patrimonio de la Humanidad, encierra tal cantidad de monumentos, iglesias, palacios y casas señoriales que lo mejor es pasear por ella y visitarla: La Capilla del...

Conil de la Frontera
Cádiz

Situado a 43 kilómetros de la capital gaditana, Conil de la Frontera es uno de los pueblos más pintorescos de la Costa de la Luz. Sus playas, su encanto y su gastronomía lo han...

Páginas: 1 ... 2 ... 3 ...
Anécdotas
Viggo Mortensen se propuso convertirse en español, visitando museos y comprando libros. Corrigió fonéticamente su español de resonancias argentinas y aprendió insultos españoles de la mano de Yanes y compañía, siendo espectador de corridas de toros y partidos de fútbol.  
Las armas de la película fueron construidas en España, en importantes centros como Caudete. La espada y la daga del protagonista fueron forjadas en Toledo por Francisco Manzano, forjador de espadas negras para entrenamiento en asociaciones de esgrima antigua y recreación.
Viggo Mortensen regaló al final del rodaje unas camisetas a los extras diseñadas por él mismo con la bandera ajedrezada del Tercio Viejo de Cartagena (Tercio de Spinola), el símbolo de Alatriste en la manga y en la espalda el lema "No hay dolor", seguido de la lista de todos los lugares del rodaje del película. El actor neoyorquino derrochó simpatía durante los rodajes, saliendo a firmar autógrafos al anochecer tras un día agotador para contentar a sus fans.
Ya fuera por el éxito literario de la saga de Reverte o por la calurosa acogida de un gran rodaje español de época, miles de hombres y mujeres se presentaron voluntarios para actuar de extras en esta producción. Los extras que participaron en las batallas fueron instruidos militarmente en el uso de las armas del siglo XVII (arcabuz, mosquete y pica), así como en el combate en formación cerrada (escuadrón de picas), la marcha y otras evoluciones propias de los militares de la época.
La banda sonora de la película fue compuesta por Roque Baños, excepto la música de la batalla final en la que oímos una marcha de Semana Santa. En el CD de la banda sonora original si se incluye el tema que Baños compuso en un principio para esta batalla.
La figurinista, la italiana Francesca Sartori, preparó la confección de unos 10.500 trajes. El director artístico es Benjamín Fernández, que realizó los decorados y un galeón español del siglo XVII de 45 metros de largo y 8,5 de ancho.
Las escenas de combate fueron diseñadas por Bob Anderson, creador de todos los grandes filmes de espadas, desde los protagonizados por Errol Flynn hasta “Barry Lyndon” o “El señor de los anillos”. El maestro de esgrima le preguntó a Yanes: "¿En ésta se película se mata o no se mata?", en relación a los típicos combates a espada del género, siendo la respuesta un contundente: "Se mata".
El guión es del propio director, en colaboración con el escritor Arturo Pérez-Reverte, autor de la serie de cinco novelas en que se basa la película: 'El Capitán Alatriste' (1996), 'Limpieza de Sangre' (1997), 'El Sol de Breda' (1998), 'El Oro del Rey' (2000), y 'El Caballero del Jubón Amarillo' (2003). Reverte había desechado un primer guión norteamericano donde Alatriste tenía un romance con la reina de España, siguiendo la visión de las típicas películas de mosqueteros de factura hollywoodiense.