Playa de Mónsul

Níjar, Almería


Ubicada en medio del Parque Natural de Cabo de Gata, en el municipio de Níjar, a unos 4 kilómetros de San José se encuentra la Playa de Monsul, una de las más turísticas y más bonitas de Almería. Tiene 300 metros de largo y unos 45 metros de ancho de hermosa arena negra y su belleza la ha convertido en escenario de numerosas producciones audiovisuales. Rodeada de paredes de lava que caen sobre la playa en formas increíbles, la playa llama la atención por su enorme duna viva y por su enorme roca, que invade la arena y la playa.


Estamos cargando la localización, por favor espera un momento…

Aquí se rodó

El lince perdido

(Raúl García, Manuel Sicilia, 2008)

Para ‘Las aventuras del Barón Münchausen’ (Terry Gillian, 1988) se construyó allí un campamento turco y parte de la fachada de una supuesta ciudad que estaba siendo asediada. La batalla final y el naufragio de los protagonistas también se rodó en esta playa.

El arqueólogo más famoso de la historia del cine y su padre se dejaron ver por la playa de Monsul en ‘Indiana Jones y la última cruzada’ (Steven Spielberg, 1989). Su enorme roca a la orilla del mar se ha hecho célebre por aparecer en una de las escenas más emblemáticas de la película, aquella en la que Sean Connery espanta con su paraguas a un montón de gaviotas (que en realidad eran palomas) y que luego hacen perder visibilidad al piloto nazi, que se estrella contra las rocas.

En ‘La historia interminable’ (Wolfgang Petersen, 1984), el personaje de Atreyu despierta en esta playa tras caer de su caballo; y en ‘Hable con ella’ (Pedro Almodóvar, 2002), el personaje de Darío Grandinetti descansa en esta playa, que simula ser la costa de Jordania.

‘El Viento y el León’(John Milius, 1975) rodó en esta playa varias escenas de una lucha a caballo, cuando Sean Connery salva a Candice Bergen y a sus hijos. El paradisíaco entorno de la Playa de los Genoveses también se puede ver en esta película, cuando los tres rehenes de Connery, incluida Candice Bergen, se despiertan junto a los hombres del marroquí, quienes observan cómo se cambia de ropa la mujer.

En este entorno también se filmaron escenas de ‘El hombre que perdió su sombra’ (Alain Tanner, 1991), ‘Shalako’ (Edward Dmytryk, 1968), ‘Duffy’ (Robert Parrish, 1968), ‘Las Amazonas’ (Terence Young, 1973),  ‘Imagining Argentina’ (2003) o la serie ‘Reina de Espadas’ (2000), y sirvió de inspiración para las escenas finales del film de animación ‘El lince perdido’ (Manuel Sicilia, 2008), en las que aparece amarrado el barco que carga numerosos animales que han sido raptados.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?