Indiana Jones y la última cruzada

Una película de Steven Spielberg (1989)

Guión: Jeffrey Boam (Historia: George Lucas, Menno Meyjes)
Música: John Williams
Fotografía: Douglas Slocombe
Intérpretes: Harrison Ford, Sean Connery, Alison Doody, Denholm Elliott, John Rhys-Davies, River Phoenix, Julian Glover, Michael Byrne, Kevork Malikyan, Robert Eddison, Alexei Sayle, Richard Young, J.J. Hardy, Bradley Gregg, Michael Sheard, Isla Blair, Vernon Dobtcheff, Pat Roach
Productora: Paramount Pictures / Lucasfilm


Cuando el Profesor Henry Jones desaparece de repente, el arqueólogo y aventurero Indiana Jones, deberá enfrentarse a un maléfico multimillonario para seguir los pasos de su padre hasta el momento que fue secuestrado. En compañía de la codiciosa Elsa, irá al rescate de su padre y continuará con la búsqueda del Santo Grial, una preciada reliquia que también quieren los nazis, con los que tendrá que luchar para conseguirlo, ya que éstos planean utilizarlo para dominar el mundo. El famoso aventurero adquiere un diario que contiene pistas y un mapa sin nombres para encontrar al misterioso Santo Grial. Con el diario como clave fundamental y el mapa sin nombres como guía, Indiana Jones, se encuentra inmerso en una emocionante aventura en la que tendrá que desafiar a la muerte, una vez más.

Anécdotas


Steven Spielberg rechazó rodar en la Alhambra porque el monumento era “demasiado conocido como para intentar representarlo como otro monumento en otro país”.


El aparcamiento del parador de Mojácar (Almería) se utilizó como pista de aterrizaje de una avioneta en varias escenas de ‘Indiana Jones y la última cruzada’.


A lo largo de su carrera, Sean Connery regresó hasta en tres ocasiones a la Playa de Monsul (Almería), porque en este entorno se rodaron escenas de ‘Indiana Jones y la última cruzada’, ‘Shalako’ y ‘El viento y el león’.


En el rodaje de ‘Indiana Jones y la última cruzada’ en Almería, cada uno de los extras cobró 8.000 pesetas (48 euros) por día de rodaje. De esa cantidad, 5.000 pesetas (30€) eran las estipuladas por los contratos, a lo que había que sumar otros conceptos (1.000 pesetas -6€- como ‘plus de vestuario’: vestirse de forma no habitual; 800 pesetas (4,8 euros) por figurar con la cabeza rapada…).


En el rodaje de ‘Indiana Jones y la última cruzada’ en la estación de Guadix, el director de fotografía, Douglas Slocombe, cambió varias veces de lugar varios elementos de atrezzo para adaptarse a los cambios de luz de sol.


Cuando Sean Connery decidió espantar gaviotas con su paraguas en la famosa escena de ‘Indiana Jones y la Última Cruzada’ rodada en la playa de Mónsul, fueron muchas las técnicas empleadas para que esa escena se convirtiera en una de las que más representarían esta cinta de aventuras. En la imagen general que aparecen estas aves paradas, realmente lo que se encontraba allí eran maquetas, y a la hora de que volaran se escogieron palomas porque eran más tranquilas y manejables para rodar ese momento único.


Si ‘Indiana Jones y la última cruzada’ presentaba por primera vez al padre del héroe, encarnado por Sean Connery, la serie ‘El joven Indiana Jones’, rodada tres años más tarde (1991) mostraba la adolescencia del personaje, interpretado por Sean Patrick Flannery. Curiosamente, esta serie, emitida en España por Antena 3 en 1993, también se rodó en la provincia de Almería.


Steven Spielberg y el equipo de localización de ‘Indiana Jones y la última cruzada’ escogieron los lugares para rodar la película desde el aire, viajando en helicóptero por toda la provincia. En una de las jornadas de localización, les sorprendió la hora del almuerzo y el helicóptero aterrizó en el parking del Parador Nacional de Mojácar, ante el asombro de los presentes, que vieron llegar y comer junto a ellos al director americano y a su equipo.


Quizás precisamente porque fue rodada en parte en las provincias de Almería y Granada, ‘Indiana Jones y la última cruzada’ es la entrega de la saga que más espectadores tuvo en los cines de nuestro país, 4,2 millones de espectadores.


En ‘Indiana Jones y la última cruzada’ en Guadix, en la escena en la que Marcus se echa a correr por las calles de Iskenderun, se puede apreciar un habitante del pueblo, con su gorra, su fajín y su chaquetilla, que debió colarse en el rodaje. El personaje también aparece en la escena en la que Sallah y Marcus se encuentran y se desencadena una pelea con dos nazis. El lugareño se encuentra en el corrillo de árabes que se forma alrededor. Lo extraño es que nadie reparara en su presencia…


Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?